Cuadro de Mando Integral

Cuadro de Mando Integral

Un cuadro de Mando Integral (CMI) es un instrumento para la toma de decisiones, basado en el conocimiento del nivel de cumplimiento de los objetivos definidos por la organización, a través de la medición de los indicadores de gestión que se hayan establecido previamente.

El CMI se asienta en la elaboración de un mapa estratégico, donde se reflejan las metas (fundamentadas en la visión y misión de la organización) y los objetivos estratégicos, y en la selección de indicadores que permitan medir la consecución de los objetivos establecidos.

Infografía Definicion del CMI
Ampliar
ampliar imagen
Esquema Cuadro de Mando

Ventajas de un CMI

Ventajas de un CMI

01
Genera una dinámica de aprendizaje en los municipios: alinea al equipo de gobierno con su estrategia, y la despliega en un modelo homogéneo y único que se mejora y perfecciona en el tiempo.
02
Facilita la mejora de los resultados: el CMI aumenta la visibilidad sobre qué está sucediendo, identifica qué es prioritario cambiar, ayuda a identificar «mejores prácticas» y facilita el desarrolllo de oportunidades.
03
Proporciona información para realizar comparaciones: los datos recopilados por el CMI pueden emplearse también para la confrontación de los resultados obtenidos por los distintos municipios.
04
Mejora la comunicación a los diversos actores: aumenta la visibilidad de las actividades del municipio, facilitando la comunicación y la asunción de responsabilidades.
05
Facilita la toma de decisiones, la consecución de un presupuesto más racional en un mundo en constante cambio, y permite la predicción y anticipación de resultados.