Publicador de contenidos

angle-left null La historia de un portal de datos abiertos

La historia de un portal de datos abiertos

Los años 2013 y 2014 fueron unos años importantes, por la legislación de transparencia a nivel Nacional con la ley 19/2013 y a nivel Andaluz con la 1/2014, para todo lo relacionado con los conceptos de gobierno abierto, participación ciudadana, transparencia y datos abiertos. Las leyes hicieron que empezasen a aparecer portales de transparencia en los que se publicaba información muy orientada a la publicidad activa. En el artículo 11 de la ley 19/2013 se indicaba que los principios de los portales debían ser Accesibilidad, Interoperabilidad y Reutilización. Sinceramente, si se miran los contenidos obligatorios de publicidad activa no hay mucho que puedan interesar a los reutilizadores (programadores, universidades, periodistas o empresas,…), más allá de algunos datos económicos como presupuesto, contratos o subvenciones.

 

Por aquel entonces, no todo el mundo veía el potencial que tenían los datos abiertos por la gran cantidad de información disponible en las Administraciones Públicas que pueden ser de utilidad y que nada tienen que ver con las obligaciones de transparencia (por ejemplo: cartografía, equipamientos de la ciudad, información de transporte público, ocupación de aparcamientos, datos medioambientales…). También había una importante barrera que superar relacionada con el que había generado el dato. Esa sensación de poder, de que cuando alguien lo necesitara, tenía que preguntárselo, porque solo él lo conocía, era difícil de romper. Había que convencer que publicar el dato también era una puesta en valor del trabajo que se estaba realizando para generarlo.

 

Con las ganas de empezar, en Junio de 2013 se aprobó en Junta de Gobierno Local la creación del Portal de Transparencia y de Datos Abiertos1 y se publicaron en Agosto de 2013. Comenzamos publicando un portal de datos abiertos con unos 20 o 30 conjuntos de datos que básicamente habían salido del portal de transparencia y casi todos eran pdf, y los que no, tampoco servían para mucho. La decisión buena fue la selección de la herramienta, CKAN y la intención de que este era un proyecto clave para el futuro. Después de criticas recibidas como "Otro portal de datos abiertos de cartón piedra" se empezó a incluir contenido de calidad en formato reutilizable.

 

Aunque también nos encontramos algunas paradojas muy interesantes. Por ejemplo, una de las primeras críticas era que el presupuesto en PDF no se podía trabajar. Siendo conscientes de eso publicamos los presupuestos en formato .CSV (nivel 3 en la escala de Tim Verners-Lee2) pero también hubo quien nos dijo que eso era muy complicado y entonces añadimos un tercer formato visual: Las cuentas claras3. Algo similar los pasó con los datos geográficos. Al principio se publicaron los planos de los distritos en pdf y había quejas porque no era reutilizable, después publicamos los datos cartográficos en shape y otros decían que no podían abrir ese formato, y finalmente se publica en csv, geojson, shp, kml y gml en referencias EPSG 25830, 4326 para que todo el mundo tenga el dato en el formato que necesite. Esto son solo dos ejemplos de los muchos que nos hemos encontrado en la evolución del portal.

 

En los años siguientes seguimos incorporando datos al portal siguiendo una metodología en la que se localizaba el dato, se hablaba con el área correspondiente mostrándole en valor de su publicación, no solo para la reutilización, sino para el propio consumo de la organización, se intentaba aplicar un formato estándar si existía, se analizaba la frecuencia necesaria de actualización y se programaba en los casos en los que fuera posible esa actualización automática. Ya que un elemento crítico en un portal de datos abiertos es la actualización. No se puede hacer que un reutilizador dedique tiempo a desarrollar una aplicación basándose en un conjunto de datos de un portal y que este deje de mantenerse sin aviso. Por lo tanto, la automatización es un factor crítico de éxito. En la Fig. 1 se muestran los principales servicios externos, cada uno con su periodicidad dependiendo del dato, que actualizan los datos del portal.

 

Fig. 1. Principales Servicios conectados al Portal de Datos Abiertos

​​​​​​​

​​​​A la fecha de publicación de este documento, disponemos de 879 conjuntos de datos, 2021 recursos que se distribuyen en 22 grupos que se corresponden con categorías ENI (Ciencia y Tecnología, Economía, Demografía, Deporte,…).

 

En la estrategia de datos abiertos no podemos quedarnos solamente en la publicación. Hay que tener: 1) un buen plan de difusión, 2) formar a los reutilizadores y 3) difundir las reutilizaciones. ¿Qué se puede hacer para cada uno de estos pasos? En nuestro caso, para los pasos 1 y 2 hemos realizado jornadas en la Universidad, con grupos de interés, colaborado en todas las ediciones de Databeers Málaga4. Además, se han creado video tutoriales5 sobre reutilización usando por ejemplo, cartografía, power pivot o la API de CKAN. Y respecto a la difusión de la reutilización se han realizado algunos hackatones y se publican todas las aplicaciones, webs o chatbots que se hayan realizado utilizando al menos un conjunto de datos abiertos. También dentro de la difusión y como demostración de la potencia de los datos abiertos, se ha creado un chatbot, Victoria la Malagueña6 que usando principalmente los datos abiertos es capaz de hablar sobre muchos temas de la ciudad.

 

Continuando con la parte de difusión, para que se conozcan los datos abiertos, también puede ser una buena estrategia federar el portal con otros portales, como pueden ser datos.gob.es, Fiware Lab o el portal europeo7. Para poder realizar esa federación creamos un federador para CKAN que además publicamos en Github8 junto con otras soluciones, que son utilizadas por otros portales de datos como Fuengirola o Alcobendas.

 

Aunque el espíritu de los datos abiertos es la reutilización, y no está destinado al ciudadano en general, tenemos que buscar formas de que esos datos también sean de interés para el ciudadano. Por eso se han buscado maneras de mostrarlos y hacerlos accesibles de forma amigable. Ya hemos comentado alguna de ellas como Las Cuentas Claras o el chatbot Victoria la Malagueña. Otra muy interesante es el Geoportal9 con más de 80 capas de interés (teatros, museos, instalaciones deportivas, contenedores, parques, desfibriladores, capas de movilidad, calidad del aire…). Además de incluir una previsualización en la mayoría de los conjuntos de datos.

 

Para el análisis de la evolución utilizamos unos indicadores de avance como número de conjuntos de datos abiertos, número de recursos o formatos o número de aplicaciones que usan los datos abiertos.

 

Actualmente trabajamos en crear un cuadro de mandos personalizado para la ciudadanía10, que se está desarrollando con consultas ciudadanas, para poder mostrar la información de forma visual que pueda ser más relevante para los ciudadanos. En el que para diferentes conjuntos de datos se crean componentes y los ciudadanos pueden utilizarlos para crear su propio panel. Por ejemplo, con información de cámaras de tráfico, paradas de autobús, aparcamientos, estado de playas, estaciones de bicicleta o cualquier capa del geoportal.

 

Para todo el que quiera empezar con un portal de datos abiertos, desde la FEMP, se ha publicado recientemente un manual con los 40 conjuntos de datos recomendados11 para publicar por las Entidades Locales, en el que hemos colaborado.

 

Referencias

Comparte en las redes
Contacto

David Bueno Vallejo
Gerente - Centro Municipal de Informática. Ayuntamiento de Málaga